*

Portada  |  05 octubre 2022

Aprobaron un plan para restaurar más de 4 mil hectáreas de bosque quemadas en Neuquén

Será en una de las zonas más dañadas por el fuego el verano pasado. Con el aval del Consejo Federal de Medio Ambiente (Cofema), dicho ecosistema fue declarado de "interés ambiental federal".

Regionales

Ya sean intencionales o causados por la naturaleza, los incendios forestales dejan cicatrices enormes en los ecosistemas. Por esa razón, y con el objetivo de comenzar a remediar este daño, la provincia de Neuquén anunció el programa que busca restaurar y rehabilitar el bosque Quillén, una de las zonas más dañadas por el fuego y la destrucción del verano pasado.

Con el aval del Consejo Federal de Medio Ambiente (Cofema), dicho ecosistema fue declarado de ‘interés ambiental federal’. Además, bajo la resolución 504/22 de ese organismo se recomendó la asignación de fondos para la ejecución del proyecto de restauración y rehabilitación del Área Quillen afectada por el fuego.

En la declaración se señala que “entre diciembre de 2021 y enero de 2022, se produjo un incendio forestal, por evento meteorológico, en zonas de bosques nativos y forestaciones de Pinus sp, que afectó al denominado Lote 39, propiedad de la Corporación Forestal de Neuquén (Corfone) en el paraje Quillén, departamento Huiliches y Aluminé.

En el documento también se determina que el incendio afectó a una superficie estimada de 4196,12 hectáreas, de las cuales 989 (21%) poseen una categorización I o Rojo, del OTBN (Ordenamiento Territorial de Bosque Nativo). Al mismo tiempo unas 3051 hectáreas, (73%), que corresponden a la categoría II o Amarillo del OTBN, mientras que 247 hectáreas (6%) están fuera del OTBN.

La medida, que fue impulsada por el gobierno de Neuquén a través de la Corporación Forestal Neuquina en el Consejo Federal de Medio Ambiente integrado por todas las provincias argentinas, también resalta la importancia de contar y cuidar de estas zonas.

La iniciativa considera que es indispensable implementar la restauración y/o rehabilitación del área, a los efectos de garantizar el mantenimiento de los bienes y servicios ambientales, y la integridad ecosistémica que brindaban los bosques, que conlleven a la recuperación y conservación de la diversidad biológica y de la biomasa forestal, en un marco de políticas de mitigación y adaptación al cambio climático.

Fuente Infobae

Comentarios