*

Política

Portada  |  22 junio 2022

La vicepresidenta recibió un proyecto para transformar planes sociales en empleo: cuáles son los detalles de la propuesta

El intendente de Pehuajó, Pablo Zurro, visitó a Cristina Fernández en su despacho en la Cámara Alta y le acercó su iniciativa: quienes reciban planes sociales deban trabajar 20 horas semanales.

La vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner, se reunió este miércoles en el Senado con el intendente de Pehuajó, Pablo Zurro, quien le acercó una propuesta para transformar los planes sociales de esa ciudad en empleo: quienes reciban el beneficio deban trabajar 20 horas semanales.

Fernández de Kirchner indicó además que Zurro le comunicó que también le envió ese proyecto al ministro de Desarrollo Social, Juan Zabaleta.

"Con Pablo Zurro, intendente de Pehuajó, que me acercó una propuesta para transformar los planes sociales que hay en esa ciudad en trabajo", publicó la vicepresidenta en su cuenta de Twitter, donde acompañó el texto con una foto del encuentro.

LOS DETALLES DE LA PROPUESTA

Zurro le propuso al Ministerio de Desarrollo Social que quienes reciban el programa Potenciar Trabajo deban "trabajar 20 horas semanales en su barrio" a cambio de un "plus municipal" y de una cobertura médica.

"Nadie puede pasar de la pobreza estructural y de no tener trabajo a obtener un empleo pleno, no están dadas las circunstancias", dijo a Télam el intendente.

Zurro explicó que en Pehuajó hay "334 planes" de distintos movimientos sociales a través del programa Potenciar Trabajo, a quienes les ofrecerá "una inserción desde el trabajo".

"Tienen que trabajar 20 horas en su barrio, en carpinterías, arreglar una calesita, cortar el pasto", detalló el intendente.

"Estamos ofreciendo un plus municipal para todos aquellos que cumplan un trabajo y una obra social que debe ser el Instituto de Obra Médico Asistencial (IOMA)", agregó sobre el programa que complementará al actual Potenciar Trabajo.

El intendente resaltó que es el Ministerio de Desarrollo Social el que tendrá que determinar "cuántas de estas personas quieren aceptar esto" y subrayó que el objetivo es "incorporarlos" a la sociedad y que "trabajen".

"Estaríamos hablando de un camino diferente a toda esa gente que hoy está muy vapuleada", dijo.

Y afirmó: "Me interesa que tengan un lugar valorado por los demás".

Comentarios